Logistica y Abastecimiento Textil 2022

Si eres un comprador de uniformes, material textil publicitario o ropa de trabajo tienes que leer esto de cara a las dificultades en tus compras textiles en el 2022.

La industria textil mundial enfrenta muchos retos y uno de ellos es el aprovisionamiento de materias primas como el algodón; otro es la dependencia de las importaciones del Asia a lo largo de toda la cadena y, por último, el incremento de los fletes y el combustible, el cual ya se empieza a reflejar en los precios.

Las grandes marcas como H&M, Zara (Inditex), Nike y Adidas vienen ajustando sus previsiones de crecimiento para el 2022 pues los tiempos de entrega, debido a los problemas logísticos, como la escasez de containers y el alza de precios del transporte marítimo, son un verdadero problema para las compañías que, a la vez, han incrementado su volumen de pedidos, pero temen el incumplimiento o están extendiendo sus plazos de entrega debido a esta realidad, producto del covid-19.

El panorama local y el mercado de uniformes

Si bien a raíz de la pandemia, y por problemas geopolíticos, mucha de la demanda americana de confecciones se ha desviado de Asia a Latinoamérica y El Caribe, lo cual ha incrementado las exportaciones de prendas de vestir y tejidos durante el 2021, esta tendencia podría verse afectada en el 2022 debido a un tema de dependencia de materias primas y avíos textiles del Asia.

Y es que, en realidad, más del 80% del algodón que se teje (hilo para tejidos) y de cocer es de procedencia extranjera, por ejemplo, de India, EEUU, China, Brasil, etc. Como se ve, lejos y por mucho, quedó aquella sensación de que el algodón peruano es de producción y abastecimiento propio.

El tejido de punto como el jersey y el piqué, en sus títulos más reconocidos como 30/1 y 24/1, que son utilizados para polos t-shirt o publicitarios; así como en polos box respectivamente, son tejidos por empresas nacionales que importan hilo para producir de estos países y realizan aquí los procesos de teñido, acabado y venta.

A lo largo del 2021 hemos visto ya que el tipo de cambio obligó a muchos proveedores a renegociar inclusive órdenes de compra colocadas, ya que desde el día que se cotizó hasta el día en que se colocó la OC, el tipo de cambio hizo que el precio por kg de tejido se incremente en 1, 2 y hasta 5 soles por kilo en menos de 6 meses.

Para los proveedores de tejido, ya sea importado o que importen el insumo (algodón), están recibiendo cotizaciones con fecha de entrega a partir de julio del 2022 y muchos importadores propiamente dichos comentan que el precio de los insumos o tejidos se está confirmando inclusive recién una vez que la mercadería está en el barco.

Ante el aumento de demanda por insumos, producto de la dependencia del Asia para la industria textil confecciones, el 2022 será un año retador para los confeccionistas, ya que mucho de lo que puedan producir dependerá exclusivamente del tejido en la construcción, gramaje, color y/o acabado disponible en stock de los proveedores o distribuidores, por lo que no habrá mucho margen a la personalización sobre todo para los pedidos pequeños.

Las telas que se usan en uniformes, sobre todo en tejido de punto (polos, t-shirt, polos box) son aprovechadas, en realidad, de las producciones que los fabricantes realizan de cara a su proyección de ventas por tendencias del mercado de la moda y, esta es la razón por la cual hoy en día es mucho más difícil aún conseguir un color específico acorde al branding de cada empresa, pues las cantidades mínimas para fabricar o desarrollar un color han subido también.

Recomendaciones

Sabemos lo importante que es el uniforme para las empresas y sus marcas; sabemos del impacto que causa un adecuado vestir en el punto de venta; y que el efecto visual genera experiencias positivas en las ventas, por lo cual consideramos que los compradores deberían cambiar sus estrategias de compras para no verse perjudicados o mermados en su imagen planificando sus compras con anticipación y con visión de largo plazo.

Asesoría

Busca proveedores con la capacidad de desarrollar propuestas adaptadas a la realidad del mercado y de la industria. Proveedores con buenas relaciones a su vez con fabricantes para encontrar soluciones en conjunto y que puedan garantizar el abastecimiento en el tiempo requerido.

Integración

Hoy en día es muy importante integrar proveedores a su cadena de suministro mediante contratos, lo cual aumenta el valor a lo largo de la cadena, pues permite planificar la compra y negociar a su vez mejores tiempos y costos.

Innovación

Es momento de replantear nuestras estrategias recurriendo a la innovación en materiales, procesos, prendas o modelos de abastecimiento que se adapten a la realidad que el mundo está viviendo, una realidad en donde todo es cada vez más caro y en donde la rapidez solo puede ser garantizada en las industrias productivas si se tiene una idea de la demanda.

Esperamos que todo esto te haya servido para que puedas planificar tus adquisiciones y no sufras desabastecimiento en este nuevo año pues, los problemas logísticos son globales y, en el caso de textiles, la demanda se concentra localmente, pero para exportar pues es donde los confeccionistas tienen mayor margen y volumen, lo que garantiza su operatividad en el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.