El problema de las tallas

Si algunas vez, al ir a comprar ropa te preguntaron ¿qué talla eres?, seguramente tu respuesta fue: “Soy talla S, M, etc.”, pero ¿esta es realmente tu talla? Lo cierto es que esta, como tantas otras verdades, es una verdad relativa y aquí te contamos por qué. 

Cuando uno asume una talla como propia en realidad asume la talla de la marca de su preferencia (y que nos queda bien), pero las tallas en sí están determinadas por las tablas de medida que cada marca escoge de acuerdo a su público objetivo.

Esta realidad se hizo evidente con la llegada de las fast fashion (H&M, Forever21, Zara). Y es que, por ejemplo, cuando una persona quería comprar una talla M en Zara (la talla que siempre había comprado en otra marca), simplemente no le quedaba. Pero ¿a qué se debía esto? A que los biotipos varían de acuerdo a las nacionalidades. Entonces, como los productos de estas tiendas no concordaban con las medidas peruanas, lanzaron una estrategia a través de la cual las personas llevaban prendas usadas a sus tiendas para canjearlas por vales de consumo ¿Sabes para qué fue? Para comprender el biotipo peruano y ofrecerle tallas que se adecuaran más a sus medidas.

En el caso de los uniformes para empresas este proceso de tallaje (ó también llamado en otros países fitting) es un proceso clave pues impacta en el nivel de satisfacción de los usuarios y en la calificación del área de compras sobre su gestión del gasto.

Nuestra experiencia 

Cuando iniciamos el negocio, la poca experiencia de entonces nos hizo aprender con la práctica la importancia de ofrecer uniformes por talla y no a la medida, como lo hicimos entonces. Pero ¿por qué fue un error ofrecer prendas a medida? Porque descubrimos que existen indicadores que para nosotros son relevantes y  que lamentablemente, por ahora, son contrarios a lo que se entiende en el enfoque comercial de “a la medida” para uniformes. Los indicadores siguientes:

Productividad

Los procesos de confección industriales y los procesos industriales en sí están regidos por el tiempo; es decir, cuanto más prendas se puedan producir en un un tiempo determinado dará como resultado que tu negocio sea más productivo. Lo anterior tiene relación directa con la rentabilidad y la eficiencia, pues si produces más ganas más, ya que tus tiempos de entrega son más cortos y esto influye también sobre el ciclo del efectivo.

Calidad 

Este indicador en sí es medido por la cantidad de reclamos por usuarios a quienes no les quedó la prenda. También por el hallazgo de defectos de fabricación. En el caso de la ropa a la medida los reclamos no solo se elevaron en número (30%) sino en costo debido a los arreglos post entrega y es que el proceso es complejo en algunas empresas debido también a la cultura. 

Tendencias

Desde el año 2014, aproximadamente, hemos visto marcas y empresas ofreciendo camisas y ropa a medida para el mercado B2C. Éstas han tenido buena acogida por el diseño y detalle en las costuras, pero a su vez limitadas en tiempo y distancia para la toma de medidas de sus clientes. 

En el mercado de uniformes B2B el uso de uniformes a la medida es más común en el sector público o instituciones que requieren de uniformes más formales como sacos, ternos, sastres de dama, etc. Sin embargo, los ya conocidos efectos de COVID-19 (como el distanciamiento social y home office) han reducido considerablemente su uso, perjudicando a los proveedores, así como a los productores de estos tejidos para vestimentas de trabajo formales.

Hoy en día existen aplicativos capaces de tomar medidas y recomendar tallas con tan solo un clic de la cámara de un smartphone, pero su costo aún es elevado para ser implementado de forma  masiva en un mercado atomizado como lo es el de las confecciones.

No dudamos en que esta tendencia se consolidará más pronto de lo que pensamos pues la transformación digital está cada vez más presente en muchas industrias y la industria textil confecciones no será la excepción. Frente a todo lo dicho, queda abierta una pregunta ¿estás preparado para el gran cambio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *